Sistema Epox-LSEE

Epox-LSEE es un recubrimiento epóxico integral para muros y plafones, aplicado en capas de afinación, su acabado es monolítico, sin juntas formando película lisa o tersa, homogénea, de excelente brillo.

Tiene adherencia sobre aluminio sin tratar, aluminio anodizado, aplanado fino, concreto, tablaroca, durock, azulejo, cintilla, así como, superficies con pintura o pastas texturizadas.

El sistema normalmente se integra de tres capas de afinación, que resultarán en una superficie lisa; si con estas capas no es suficiente para alisar la superficie, se recomienda aplanar con mortero cemento arena o usar algún estuco de secado rápido.

El sistema puede ser reforzado con malla de fibra de vidrio, para aumentar su resistencia mecánica y estabilidad ante choque térmico.

Usos:

El sistema EPOX-LSEE se recomienda para recubrir muros y plafones en áreas donde se requieran condiciones de alta asepsia, sanitizables, resistencia quimica, lavado con agua caliente, uso rudo, fácil limpieza, se recomienda ampliamente para cuartos limpios, la industria farmacéutica, la industria alimentaria, hospitales, cocinas industriales, restaurantes, cámaras frigoríficas, diques de contención, cisternas, albercas, baños o en áreas húmedas.

Ventajas:

Es un recubrimiento monolítico integral que tiene grado alimenticio, es un producto antibacterial, es 100% sanitizable a base agua (Amigable con el medio ambiente), base solvente (Mayor resistencia química), con una excelente adherencia, estético, fácil limpieza con un mantenimiento mínimo.

Colores:

El sistema se presenta en una amplia gama de colores, siendo el color blanco el más adecuado al tipo de uso y este puede ser mate, semi-mate y brillante.

Garantía:

Todos los sistemas de EPOXIPOL están garantizados por un año contra defectos de aplicación, desprendimiento y mala calidad de los materiales, aunque éstos están diseñados para durar más de diez años con un mantenimiento mínimo.

TOP